El mexicano al finalizar su vuelta de clasificación en la Q3 para el GP de Imola tuvo un cabreo legendario después de que le comunicaran por el radio del equipo que quedó en segundo, detrás del actual campeón Lewis Hamilton. Sergio superó a su coequipero Max Verstappen, el cual se quedó con la P3.

Sin duda alguna esto muestra el hambre y convicción de Pérez, él no solo busca una buena actuación, él quiere ser campeón del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.