Esta noche SmackDown fue intenso y eso no tuvo nada que ver con que Royal Rumble está cada vez mucho más cerca.
A una semana de la batalla real, la marca azul fue testigo de combates intergender entre la campeona de SmackDown y el valet de su rival, protestas por parte del ex campeón Intercontinental, y un combate entre el GM de las dos marcas y el manager del portador del Campeonato Universal.
Esto y más se vivió en SmackDown.

Asuka y Charlotte Flair visitan SmackDown
Las campeonas en pareja visitaron la marca azul para tener un combate no titular con la única dupla original sobreviviente de mujeres. Liv Morgan y Ruby Riott no vivieron el terrible destino que Billie Kay y Peyton Royce, o Mandy Rose y Sonya Deville; y al ser el único equipo coherente en SmackDown, es lógico que ellas se enfrenten a Asuka y Charlotte Flair.
Morgan y Riott cada vez están mejor. Las peleas donde se involucran ya no son vergonzosos de ver, y cuando se enfrentan a luchadoras como las campeonas las posibilidades de vencerlas aumentan. Dicho esto, es importante mencionar que NO necesitan a Billie Kay.
El papel de la australiana con el Riott Squad no funciona. Dejando de lado la storyline y los planes destinados para Billie, hay que decir que su presencia en ringside es molesta. No solo le está quitando seriedad a combates que podrían ser decisivos para Ruby y Liv, también distrae de ver a Charlotte y Asuka pelear. A menos que su historia no tenga un giro -como sucedió con Lana- Billie no será bien recordada una vez que esto termine.

Cesaro y Dolph Ziggler pelean por ver quién ganará Royal Rumble
Así como sucedió la semana pasada, el roster masculino de SmackDown se está peleando por ver quien de ellos ganará la batalla real.
Esta vez el conflicto fue entre Cesaro y Dolph Ziggler, dos luchadores que han vivido grandes injusticias desde que llegaron al roster principal. Ambos han logrado tener títulos secundarios, pero nunca han tenido oportunidad de ser campeones de WWE o Universales.
El combate fue bueno y podría ser una referencia si Cesaro y Shinsuke Nakamura buscan los campeonatos en pareja en las próximas semanas. Pero la razón por la cual estaban peleando no sirvió para darle emoción, ninguno de los dos ganará el Royal Rumble.

Sasha Banks tuvo un MEGA COMBATE contra el valet de Carmella
Creo que puedo hablar por todo el universo de WWE cuando digo que todos pensábamos que el combate entre Reginald y Sasha Banks sería corto y favorecería en su totalidad a la campeona… es mi placer anunciar que la lucha fue todo lo contrario.
No solo tuvimos una lucha intergender. No de relevos mixtos, INTERGENDER, algo que no habíamos visto en mucho tiempo, y las últimas veces que ocurrió fue un desastre total. El valet antiguo de Carmella ya se había visto enredado en historias similares, pero James Ellsworth si dejaba mucho que desear.
El nuevo acompañante, Reginald, demostró ser todo lo contrario al caótico y vergonzoso Ellsworth. Junto a Sasha Banks nos ofrecieron transiciones, movimientos acrobáticos, y una lucha formal -y entretenida.
Revisando el currículum de Reggie, no debió ser sorpresa que fuera tan fluido y aéreo en el ring. Él antes trabaja en Circ du Soleil, después fue reclutado en el Performance Center de WWE, y estuvo un tiempo en NXT antes de ser llamado como valet de Carmella.
Después de la lucha quedó algo claro: Sasha Banks debería tener combates títulos con él y no con su jefa.

#JusticeForSami, Sami Zayn protesta y luego interrumpe combates titulares
El ex campeón Intercontinental es de los mejores heels que hay en el main roster, y jamás me cansaré de mencionarlo. No solo se las ha ingeniado para ganar combates de las maneras más locas, también siguió robando cámara después de perder su preciado título Intercontinental.
Desde el comienzo de la noche se esposó en ringside para protestar las injusticias que ha vivido desde el momento que dejó de ser campeón. Los carteles que portaba decían “#JusticeForSami” y “I Stand With Sami Zayn”. Parecía que no iba a moverse en toda la noche, hasta que comenzó la pelea titular por el campeonato Intercontinental.
Ya estaba pactado que Big E defendía su cinturón contra Apollo Crews esta semana, y hasta que no se anunció el combate la presencia de Zayn en ringside tuvo mucho más sentido. Unos minutos después de su comienzo, Sami ya se estaba quitando las esposas para intervenir el combate para que este finalizara en descalificación.
Esta claro que Big E tendrá más tiempo siendo el campeón, y Apollo seguirá intentando quitarle el cinturón. Sami volvió a unirse a la lista de interesados y será divertido ver que hará en las próximas semanas -y Royal Rumble.

Dominik Mysterio se enfrenta a King Corbin
Ya se extrañaba ver a Dominik dentro de un ring. Aunque su combate contra King Corbin lo perdió, eso le añade luchas a su currículum y mucha experiencia.
Algo que hizo falta fue Rey Mysterio en ringside, apoyando a su hijo y dándonos más dosis de papá preocupado cómo lo hacía cuando peleaban contra Seth Rollins. Entiendo que Dominik debe de tener sus propios combates, pero no pueden negar que ver a Rey preocupado en ringside no es de las mejores cosas que vivimos en el 2020.

Adam Pearce y Paul Heyman cara a cara
Todos hemos querido ver a Paul Heyman dentro del ring, el hombre es tan heel que podría obtener victorias sin hacerse daño y haciéndonos pasar muchos enojos y risas.
Desgraciadamente la noticia de su combate contra Adam Pearce parecía ser muy bueno para ser verdad. Para vengarse de lo que sucedió con el contrato para Royal Rumble, Heyman fingió estar lastimado y en su lugar salió Roman Reigns.
Para los que no están enterados, Adam Pearce está retirado como luchador y trabaja como productor y entrenador en la compañía. Enfrentarse a Reigns podría ser peligroso, y cuando el campeón ya lo estaba estrellando contra las pantallas del ThunderDome salió Kevin Owens a salvarlo y darnos un previo de lo que veremos en una semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.