Como todo evento en WWE hubo cosas buenas y cosas malas en la programación, y Raw no es la excepción. Otro lunes de lucha libre, otra semana de drama familiar con Rey Mysterio. Aunque el guión ya se esta volviendo repetitivo, las peleas que surgen de él hacen que toda la telenovela valga la pena. En otras noticias, Murphy por fin se reveló contra Seth Rollins, Nia Jax y Shayna Baszler ya defendieron sus títulos, y Retribution volvió a interrumpir una lucha.

Esto es lo más y lo menos de lo que pasó en Raw.

LO MÁS

Dominik Mysterio, Humberto Carrillo vs. Seth Rollins, Murphy

Los dramas familiares siempre son un plus positivo en WWE, y si a eso le sumamos ver a Rollins y Murphy separándose poco a poco sabemos que estaremos muy entretenidos.

Aunque durante la lucha no hubo apariciones de la familia Mysterio, pudimos apreciar a Humberto Carrillo volar por todo el ring y sus alrededores. Si Dominik no la arma después del pleito con Seth Rollins y Murphy, puede armar un equipo con Carrillo y competir por los campeonatos en parejas.

Mientras tanto, esperemos que pronto muestren los famosos mensajes entre Murphy y Aalyah Mysterio y que Angie Mysterio se convierta en la Vickie Guerrero de esta generación.

The Hurt Business vs. Ricohet, Apollo Crews

Una lucha donde heels y faces dan todo en el ring, no hay nada mejor que eso. La rivalidad entre The Hurt Business y el equipo de Ricochet y Apollo Crews cada vez se vuelve más entretenida por el simple hecho de que las luchas entre ambos equipos son MUY BUENAS.

El guion y la historia son simples: Crews y Ricochet rechazaron estar en el equipo de MVP y por eso pelean. No hay drama innecesario -aunque eso también nos encanta. Es pura lucha libre y eso se refleja en el desempeño dentro del ring. Aparte no hay nada mejor que ver a Shelton Benjamin y MVP de regreso en WWE.

Shayna Baszler y Nia Jax vs. Riott Squad

Nia Jax es el claro ejemplo de que no por ser más grande y fuerte que las demás luchadoras tiene que destruir medio set para ser entretenida.

La lucha libre es un deporte en el que entre más daño se hagan los luchadores, más entretenido es. Y ver a Shayna Baszler hacerle múltiples llaves al brazo de Ruby Riott es lo mejor que he visto esta semana (y apenas es lunes).

Aunque el equipo de Baszler y Jax fue improvisado, es de los tags teams más fuertes que hay actualmente en WWE -incluyendo a los equipos masculinos. No importa cuando pierdan los cinturones, el hecho de que ellas hayan sido campeonas le da credibilidad y seriedad a los títulos que no son populares.

Randy Orton, Dolph Ziggler, Robert Roode vs. The Street Profits, Drew McIntyre

Todos los involucrados en esta lucha de relevos australianos son de lo mejor. Orton y McIntyre siguen creciendo su rivalidad y mientras tanto invitan a terceros para compartirles el escenario.

The Street Profits tienen el campeonato de parejas, pero les falta competencia. Recordemos que Angel Garza se lesionó durante Night of Champions y Andrade se quedó sin compañero de equipo. También por la pandemia se ha reducido el número de contendientes.

Dolph Ziggler y Robert Roode por fin volvieron a WWE y parece que juntos van a integrarse a las historias que actualmente se están desarrollando en Raw -si es que no los mueven durante el draft. Lo que pase entre Orton y McIntyre no afectará a quienes fueron hoy parte de sus equipos; pero si puede dar pie a que The Street Profits tengan nuevos contrincantes para Hell In A Cell.

LO MENOS

Lana, Natalya, Zelina Vega vs. Dana Brooke, Mandy Rose, Asuka

La primera lucha de la noche y sirvió para recordarnos que Natalya y Dana Brooke merecen más atención y oportunidades para ganar campeonatos. Vince McMahon y su equipo de creativos se esfuerzan en destacar a luchadoras que no dan una.

Stop trying to make Mandy Rose happen, Vince! It’s not gonna happen.

El campeonato 24/7

R Truth sigue actuando como tonto para mantenerse relevante, y como consecuencia el único campeonato al que puede aspirar es al cinturón 24/7.

Recordemos que el título está en la línea literalmente las 24 horas del día, los siete días de la semana y generalmente se pelea por el en los lugares más alejados al ring. La aparición de este campeonato se convirtió en los nuevos breaks para ir al baño, ya ni siquiera es simpático ver las maneras creativas en las que Drew Gulak, R Truth y Akira Tozawa -los únicos tres contendientes- se las arreglan para rotar el título y tratar de mantenerlo relevante.

Braun Strowman vs. Keith Lee

Programar esta lucha para la mitad de la noche es prometedor porque sabemos que no van a romper el ring con sus corpulencias y que tal vez veremos por primera vez desde SummerSlam a Strowman en una pelea normal. Claro que no todo se puede en este mundo, y sólo hubo cinco minutos -o menos- de una lucha tradicional. Y como ya es costumbre en WWE, la pelea terminó en descalificación y con parte de la escenografía destruida.

Que un luchador tenga el cuerpo de Keith Lee y Braun Strowman no quiere decir que sólo funcionen para destruir cosas y voltear camiones. Lee tuvo buenas peleas contras Drew McIntyre y Randy Orton; Strowman ha tenido la ocasional lucha normal sin dañar las estructuras de los venues.

Mustafa Ali vs. MVP

Ojalá pudiera decir que la segunda pelea de The Hurt Business fue igual o mejor que la lucha que tuvieron contra Ricochet y Apollo Crews. Era obvio que en algún punto iba a aparecer Retribution -y aunque me gusten y apoye a los heels- ya es tiempo de que los pongan a hacer algo que no sea interrumpir luchas.

La semana pasada anunciaron que habían firmado contratos; el siguiente paso es que ya tengan una pelea formal y los introduzcan completamente al roster. Esta semana había tiempo con la ausencia de RAW Underground, pero parece que WWE sigue teniendo otros planes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.