A una semana de Survivor Series, hubo grandes cambios dentro de Raw que afectarían la cartelera del domingo.

Los títulos en pareja estuvieron en juego, pero The New Day fueron victoriosos al defenderlos. En cuanto al campeonato de WWE, cambió de manos después de que Drew McIntyre venciera a Randy Orton en el evento principal.

La división femenina también sufrió cambios. Desgraciadamente para Mandy Rose y Dana Brooke, ambas no podrán competir el domingo y serán reemplazadas por Peyton Royce y Lacey Evans. Rose fue lastimada durante una lucha de relevos australianos, mientras que Brooke fue atacada en backstage por Reckoning -miembro de Retribution.

Todo esto y más pasó en Raw.

Lana lleva 9 zambullidas samoanas y el domingo podría recibir más

Hasta antes de que comenzara Raw, Lana había sido sometida ocho veces a zambullidas samoanas -cortesía de Nia Jax. A una semana de Survivor Series, ha demostrado que será una debilidad para el equipo rojo aún cuando las competidoras de SmackDown no son tan fuertes que los demás miembros de Raw.

En una lucha de relevos australianos Lana se unió a las campeonas en pareja para pelear contra Asuka, Shayna Baszler y Mandy Rose. No fue sorpresa cuando sus compañeras de equipo se rehusaron a darle oportunidad de entrar al ring y se encargaron de dominar a sus contrincantes sin su ayuda. El esfuerzo de Baszler y Jax fue en vano, cuando Lana pudo hacer un relevo y fue sometida a un Asuka Lock que la hizo rendirse pronto.

Por costarles la lucha, el contador de zambullidas samoanas subió a nueve y la dignidad de Lana ya es casi inexistente. A menos que el domingo demuestre ser astuta y no les cueste la lucha, sus días en WWE están contados. No me refiero a que la corran, pasaremos a mejores storylines y no volveremos a verla hasta Royal Rumble.

Estaría divertido que Retribution la reclute y se vengue de Nia y Shayna. Todo puede pasar.

The Hurt Business intenta ganar los campeonatos en pareja

El equipo de The New Day ha tenido los títulos en pareja diez veces, si pierden esos cinturones está garantizado que los recuperarán pronto. The Hurt Business necesita ese campeonato para seguir consolidándose como un equipo dominante en Raw.  Aunque no ganaron en esta ocasión, después de Survivor Series tendrán más oportunidades de arrebatárselos a Xavier Woods y Kofi Kingston.

No salieron victoriosos esta vez porque Street Profits y New Day juntos en el ring será todo un show por su cuenta. Ambos equipos se caracterizan por el exceso de carisma y sus personajes absurdos. Es probable que gran parte del tiempo que estarán en el ring lo van a gastar haciendo tonterías y gritándose antes de que decidan comenzar a luchar.

Shelton Benjamin y Cedric Alexander tienen todo para triunfar en la división de parejas. Juntos tienen habilidades aéreas, fuerza física y personalidad sin recurrir a utilería rara como hot cakes, vasos desechables y cereal. Verlos como campeones es cuestión de tiempo, solo hay que esperar.

El equipo de Raw se enfrenta a Retribution

El grupo liderado por AJ Styles -y su guardaespaldas gigante- tiene conflictos internos que podrían costarles la lucha principal en Survivor Series. Esto fue lo que ocurrió en su primera pelea como equipo contra Retribution, quienes aprovecharon la distracción que generaron las discusiones. Es obvio que el próximo domingo seguirán peleando entre ellos, pero tienen al acompañante de Styles como ventaja.

Por otro lado, Retribution se debe esforzar mucho más. Necesitan tener luchas individuales para que puedan distinguirse -y alejarse un poco- de Mustafa Ali.  

The Miz hace enojar a Bray Wyatt

No se qué es más desconcertante: Bray Wyatt en Firefly Fun House o Bray Wyatt como The Fiend. Últimamente lo hemos visto pelear más como su alter ego y esta vez fue refrescante -y raro- verlo sin la máscara.  

Este ha sido un buen año para el líder de Firefly Fun House, durante el inicio de la pandemia -cuando todo era pregrabado- pudo explotar a The Fiend de maneras creativas y bizarras, dándole más teatralidad a la lucha libre. Ahora que WWE ha vuelto a los programas en vivo, lo único que nos queda son sus segmentos en la casita del horror, pero con eso es suficiente para sacarnos de onda.

La pelea contra Miz fue entretenida, pero los que se llevaron el show fueron Morrison y Miz -cuyas caras de desconcierto y miedo fueron icónicas. Alexa Bliss también merece mención honorífica por involucrarse mucho más durante la pelea. Generalmente el valet se interpone en las peleas con cierta distancia, pero ella interfirió físicamente para llevar a Morrison detrás de la barricada.

Lo que es triste es que una Alexa tiene que estar poseída para poder tener luchas de intergénero.

Drew McIntyre vuelve a ser campeón

El viernes pasado, durante SmackDown, Drew McIntyre visitó a Roman Reigns para retarlo y prometer que se enfrentarían en Survivor Series. Esto ocurrió antes de combatir a Randy Orton por el campeonato durante Raw. Esa visita fue la primera pista de que lucharían el próximo domingo.

No hay nada mejor que tener una lucha de pago por evento para cerrar Raw. No sólo estaba el campeonato en riesgo, la estipulación de la lucha -sin descalificación ni conteo fuera- fue agregada minutos después del comienzo de la pelea. Hubo mesas y sillas, la mesa de transmisión fue destruida, y las patadas Claymore y los RKO no faltaron.

McIntyre salió en toda su gloria escocesa, y si su visita a SmackDown no fue señal necesaria, su outfit lo fue. Cuando un luchador tan sencillo como Drew hace demasiado show con su vestimenta y entrada es muy probable que salga victorioso de la pelea. Claro que ha habido ocasiones donde ocurre lo contrario, pero ya habíamos previsto que regresaría pronto a ser campeón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.