Raw arrancó el año de una manera espectacular. No sólo el Drew McIntyre defendió el campeonato de WWE contra Keith Lee en un combate de evento, también regresaron luchadores y luchadoras veteranas para hacer de la noche en una de leyendas. Tanto en ringside, como backstage, vimos regresar a The Boogeyman, Sgt. Slaughter, Teddy Long, Ron Simmons, Melina, Mickie James, Molly Holly, Torrie Wilson y muchos otros mas.

El camino hacia Royal Rumble ya fue inaugurado con superestrellas como Bobby Lashley, AJ Styles ya confirmadas para la batalla real. Además, ya se confirmó la primera lucha titular para este evento: Drew McIntyre contra Goldberg por el campeonato de WWE. Aunque esta lucha aún no está confirmada, sabemos que es cuestión de tiempo antes de que estén firmando el contrato -como ya es costumbre.

Esto y más pasó en el primer Raw del 2021.

Miz y Morrison no son rivales para New Day

Miz y Morrison son buenos entreteniendo al público siempre y cuando no peleen. Eso queda claro cada que realizan Miz TV o algún promo, además de desenvolverse exitosamente como heels también son muy divertidos de mirar.

El segmento de Miz TV con New Day como invitados nos ofreció grandes promos por parte de los dos equipos. Xavier Woods y Kofi Kingston se adueñaron del mini programa mientras sus contrincantes hacían un berrinche -fue entretenimiento puro. Lo que lo hizo aún mejor fue la pequeña aparición del miembro del Hall of Fame (HOF) Teddy Long para anunciar el combate entre ambas duplas.

La lucha dejó mucho que desear. Quiénes se lucieron fueron New Day, y debido a esto la pelea fue t e d i o s a. Después de ver a Woods y Kingston dominando todo el combate, era obvio que ellos serían los ganadores. De cualquier forma, Miz y Morrison una meta más importante: canjear el maletín de MITB.

Elias vuelve a enfrentarse a AJ Styles, Matt Riddle vence a Bobby Lashley

Las únicas dos luchas que no tuvieron alguna relación con la temática de la noche fueron los combates entre Elias y AJ Styles, y Matt Riddle contra Bobby Lashley.

Si le dieran la oportunidad, Elias sería campeón. No solo es buen luchador, también tiene carisma. Puede que no haya vencido a AJ Styles en combate, pero ofreció una buena pelea y entre los dos hay buena química. Si bien la lucha fue buena, quién se llevó toda la atención fue Omos -el guardaespaldas bien vestido del fenomenal. Él no solo se mete cuando es estrictamente necesario, cuando lo hace asombra con su altura y fuerza física. Esta vez impresionó cuando salvo a AJ de recibir un guitarrazo en la espalda…con una patada destruyó a la guitarra y dejó sin palabras a Elias.

Matt Riddle puede ser considerado como el payaso de Raw después de varios promos donde se la pasa haciendo chistes malos y actuando como tonto, pero tras su combate con el campeón de los Estados Unidos podría dejar atrás esa etiqueta.

Bobby Lashley no es un rival fácil de vencer, él tiene músculos en sus músculos y mucha más experiencia que Riddle. El Original Bro tiene la agilidad para dar un buen combate, pero enfrentarse a Lashley es como pelear con alguien como Big Show o Braun Strowman -pero más flexible.

Ric Flair le cuesta la lucha a Charlotte Flair y Asuka

Peyton Royce y Lacey Evans quieren replicar el modelo de Shayna Baszler y Nia Jax para ser equipo sin siquiera conocerse -o llevarse bien. La idea sería buena, pero Royce ya había sido campeona en pareja junto a Billie Kay; y las separaron de marcas para que cada una tuviera que buscar una compañera nueva. Cuando Lacey Evans llegó de NXT parecía que tendría una carrera prometedora en el roster principal -cosa que no ha ocurrido. Ni siquiera fue tomada en cuenta para Survivor Series, y los más que hizo en 2020 fue ser retadora -momentáneamente- por los campeonatos en pareja. 

Juntas, como heels, fueron increíbles y tuvieron la ayuda del HOF Ric Flair para ganar una lucha contra Charlotte Flair y Asuka. Uno pensaría que el Nature Boy haría de todo por ayudar a su hija y compañera de equipo, sobre todo porque las apoyó en TLC cuando ganaron los campeonatos, pero Lacey Evans acudió a métodos a métodos de la vieja escuela para cerciorarse que el miembro del salón de la fama las ayudara: coquetearle.

A diferencia de la primera lucha de relevos de la noche, esta no se vio opacada por la leyenda que se apareció en ringside -al menos no hasta el final del combate. Las campeonas y sus rivales dieron una buena lucha, y debían hacerlo con luchadores veteranas como Molly Holly y Mickie James viéndolas backstage. Las luchadoras actuales pelearon mucho fuera del ring para que la división femenina tuviera combates igual a las de los hombres, y sería vergonzoso que toda esa batalla hubiera resultado en peleas cortas y con poca lucha libre.

Dana Brooke somete a Shayna Baszler

Retomando lo que mencioné en la lucha de parejas femenina, Shayna Baszler es el claro ejemplo de los cambios que se generaron con la revolución femenina. Hace más de 10 años la división de mujeres estaba conformada por modelos, bailarinas y fisicoculturistas; y mujeres como Shayna Baszler no tenían lugar en WWE por no ser atractivas para el público masculino.

La contraparte de la ex campeona podría representar lo que era la división hace tiempo, pero también son el ejemplo del cambio. Dana Brooke y Mandy Rose -hasta hace unos meses- pasaban poco tiempo en el ring, pero una vez que les dieron la oportunidad demostraron lo buen luchadoras que son.

En el combate que tuvieron en la noche de leyendas originalmente Mandy era quien retaría a Shayna. Tras quedar fuera de competencia -después de que Baszler la atacara- Dana tomó su lugar y pudo tener una victoria limpia, escapando de las múltiples llaves de rendición de su rival.

Jeff Hardy regresa a estilo de antaño

Después de mucho tiempo Jeff Hardy se deshizo de la pintura facial y regresó a sus guantes de red para un combate clásico contra Randy Orton.

Mientras Jeff estaba ocupado poniéndose sus guantes, Orton tuvo varios encuentros incómodos con todas las leyendas que ha atacado a lo largo de los años. Ric Flair, Big Show y Mark Henry fueron algunos que se toparon con el en el área de backstage antes de que tuviera que salir al ring para enfrentarse con una leyenda que no había destrozado en mucho tiempo.

El gimmick de Orton, y en más de la mitad de su mercancía, dice que él es el asesino de leyendas y Jeff Hardy era un nombre que no había incluido en su lista. No hace mucho habían tenido una story line juntos, pero esta noche era especial por la cantidad de recuerdos del pasado que vivieron con los veteranos que los visitaron para iniciar el 2021.

Hardy ya no pelea como lo hacía hace unos años. Esto se nota en cada combate que tiene, pero cuando se enfrenta con luchadores como Orton es aún más obvio que Jeff ya no tiene el mismo aguante.  

Los problemas comienzan para Hurt Business

Hace unas semanas vimos destellos de lo que podría ser la separación del poderosísimo equipo de MVP.

Cedric Alexander fue el último en unirse al grupo, y combates previos a que ganara los títulos en pareja ya había fallas en la dinámica con Shelton Benjamin. Hasta hace unas semanas solo eran relevos robados y personalidades diferentes los problemas entre el ex campeón de 205 Live y sus compañeros de equipo, pero en la noche de leyendas estas actitudes les costó el combate contra Lucha House Party.

En el pasado cuando esto ocurría, Hurt Business -en su totalidad- aceptaba la derrota y no pasaba a más. Pero en esta ocasión, después de perder tras varios robos de relevos, fue Alexander quién dejó a su equipo a su equipo en ringside y a Shelton Benjamin con ganas de golpearlo.

Quién sabe cuanto tiempo les quedará como equipo dominante -y completo. MVP ha demostrado ser buen líder y buen mediador de conflictos internos, esto les puede dar al menos unos meses más antes de que Hurt Business tenga el mismo destino que todos los equipos en la historia de la lucha libre.

Drew McIntyre defiende su título contra Keith Lee, y ambos tienen audiencia

Debe ser intimidante tener una lucha titular con las leyendas de WWE observando todo en ringside. Ese fue el ambiente que tuvieron el campeón y su retador en la lucha de main event del primer Raw del año.

Aunque la pelea fue algo que veríamos en un evento principal, el retador fue pista para saber que no habría cambió de campeón. Este fue un combate clásico entre dos amigos que se darán la mano al final de este, sobre todo por la calidad de faces que ambos tienen. Y esto fue lo que ocurrió después de que los dos se destrozaran dentro y fuera del ring hasta que McIntyre pudo retener su cinturón.

Keith Lee no podrá pelear por el campeonato de WWE en -por lo menos- un mes y esto es porque Drew tiene un súper retador para Royal Rumble: Goldberg.

Esta leyenda será el nuevo Undertaker, sólo se aparecerá para la batalla real y WrestleMania, y descansará el resto del año hasta que sea momento de retar al campeón en turno.

Un comentario en «Primer Raw del 2021»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.