Estamos a una semana de Fastlane, el evento que marcará los últimos cambios de la ruta a WrestleMania, y ya se pactó la segunda lucha titular del evento.
Aquí te contamos todo lo que pasó esta noche en Smackdown.

Sami Zayn se queda sin compañero de equipo
King Corbin ya tuvo suficiente de Sami Zayn y los camarógrafos que lo han estado siguiendo por semanas. Es por esto que, lo que originalmente sería una lucha de relevos, se transformó en dos combates individuales en los cuales Montez Ford se enfrentó a King Corbin, y Angelo Dawkins peleó contra Sami Zayn.
El primer combate fue una victoria para el equipo improvisado de Zayn y Corbin. Además de la fuerza física del ex GM de Smackdown, Sami y su equipo de camarógrafos también fueron factores para que The Street Profits perdieran. A diferencia de la lucha de su compañero, Sami Zayn no tuvo ninguna ayuda ya que King Corbin abandonó ringside. Y sin ningún apoyo y escapatoria Zayn ofreció uno de sus mejores combates junto a Dawkins –quién frecuentemente se ve eclipsado por Montez. Angelo, además de poder lucirse, también le dió a su equipo una victoria y demostraron que The Street Profits siguen en competencia por los campeonatos en pareja.

Rey y Dominik cobran su venganza
Los Mysterio por fin pudieron obtener su revancha contra The Alpha Academy. Y de paso reafirmaron que el único bueno de sus retadores es Otis.
La victoria la obtuvieron en un combate individual entre Dominik y Chad Gable mientras sus respectivos compañeros observaban desde ringside. El hijo de Rey, como hemos visto desde hace meses, pudo dominar a su oponente con facilidad durante toda la contienda. Y, aunque esperaba alguna interrupción, Otis se mantuvo al margen. Incluso cuando su líder fue sometido a pinfall, él nunca se esforzó en detener a Dom.
Después de que la familia Mysterio tuviera su victoria, Rey pudo tener su propia venganza personal. Tan pronto como sonó la campana él ya estaba lanzándose contra Otis, mandándolo contra la mesa de transmisión.

Shayna Baszler y Bianca Belair se enfrentan
No hay nada que me de más satisfacción que ver a Shayna Baszler intentar romperle los brazos a medio roster femenino, y ver a Bianca Belair usar su fuerza bruta para zafarse de las llaves de la campeona en parejas.
Como un previo a la lucha titular que tendrán en Fastlane, Baszler y Belair se enfrentaron como lo hacían cuando ambas estaban en NXT. Y, como sucedía en aquellos tiempos, la lucha fue de las mejores de la noche. Lo único malo fue que Reginald sigue apareciendo donde nadie lo llama.
Pero sin importar la presencia del –ahora– ex somelier de Carmella, Bianca pudo ganarle a Shayna.

Murphy está de vuelta
Ya sabíamos que el australiano estaba rondando por ahí. De hecho lo vimos en el promo de bienvenida de Seth Rollins, pero no había dado señales de que buscaba regresar con él –hasta ahora.
Desde que el Mesías regresó ha estado batallando contra Cesaro, creando una rivalidad que podría darnos una buena lucha en WrestleMania. Y ahora, con Murphy de vuelta, cada vez le están dando más sabor al asunto. Creía que la dinámica de “Mesías-Discípulo” ya había terminado, pero parece que Murphy le sigue besando los pies a Seth Rollins. Y seguramente Aalyah no estará muy feliz con esto.
Su devoción por el ex miembro de Shield no fue suficiente para vencer a Cesaro. Y cuando el Swiss Cyborg ganó recibió una ovación de pie por parte de Rollins. Es probable que en las próximas semanas veamos a Seth intentando reclutarlo, creando malas vibras con Murphy.

Daniel Bryan va por tl título Universal en Fastlane
Tanto Roman Reigns, como algunos de nosotros, queremos verlo ser derrotado por Edge en WrestleMania y la presencia de Daniel Bryan amenaza con destruir esos planes. Es por esto que todas las injusticias que ha recibido el retador no me molestan tanto. Además, gracias a todos esos obstáculos podemos tener luchas de steel cage en nuestra programación habitual de SmackDown.
La estipulación del combate principal de esta noche decía que si Daniel Bryan ganaba iba a tener una lucha titular en Fastlane contra Roman Reigns. El campeón y su primo se vieron en un situación similar cuando peleaban contra Kevin Owens y fue una sorpresa que no intentaran replicar las trampas en esta lucha.
Si Roman y Paul Heyman hubieran intervenido el combate se iban a ahorrar el dolor de cabeza que les va a provocar Daniel Bryan la próxima semana en Fastlane. Además, ahora queda la incógnita de que pasará con Jey Uso ya que el campeón amenazó –como siempre– a su primo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.