Es la recta final para WrestleMania, Smackdown tuvo que lidiar con los estragos de Fastlane. Entre combates de revanchas y promos agresivos, este viernes se pactaron más combates para el fin de semana mas impactante del año.
Además de la inevitable lucha de Big E y Apollo Crews por el campeonato Intercontinental, Seth Rollins contra Cesaro fue la primera lucha en confirmarse. Después de un combate entre el Mesías y Shinsuke Nakamura. Sami Zayn contra Kevin Owens fue el segundo combate en hacerse oficial, cuando KO no le dejó otra opción al ex campeón Intercontinental más que aceptase el reto durante un segmento del Kevin Owen’s show.
Esto y más se vivió esta semana en Smackdown.

Seth Rollins y Shinsuke Nakamura vuelven a enfrentarse

Una lucha en Fastlane no fue suficiente para Shinsuke Nakamura. El japonés –obviamente– iba a buscar una revancha y victoria contra Seth Rollins este viernes.
Lamentablemente, para el, esta noche tampoco pudo vencer al ex arquitecto de Shield. Así como sucedió el domingo pasado, el combate pudo haver sido de cualquiera de los dos, pero Rollins fue mejor en las dos peleas. A diferencia de la primera lucha, en esta pudimos ver a Cesaro defender a su ex compañero de equipo.
El fue quien detonó todo entre Seth y Shinsuke, es él con quien Rollins debería enfrentarse. Su aparición de esta noche dió pie a que se confirmara un combate entre Cesaro y Seth Rollins en WrestleMania.

Big E se une a Street Profits y Apollo Crews a Alpha Academy para un combate de relevos australianos

Así como el combate anterior, la lucha de relevos australianos fue la oportunidad perfecta para que Apollo Crews tuviera su revancha contra Big E.
Las contra partes de la lucha fueron Street Profits y Alpha Academy. Ambas parejas han tenido sus roces, pero no han podido desarrollar una rivalidad al cien por ciento. Aunque su participación fue buena y apreciable, la atención la tuvieron el campeón Intercontinental y su retador.
Con el apoyo de Otis y Chad Gable, Apollo pudo obtener su ansiada victoria. Es obvio que el hubiera preferido que el combate fuera titular, pero al menos pudo ganar una lucha.

Bianca Belair y Natalya se enfrentan

Natalya volvió a la acción como solista esta noche durante su pelea contra Bianca Belair. Con Tamina como acompañante y Sasha Banks haciendo presencia en ringside, la ganadora del Royal Rumble tuvo la desventaja.
La campeona y la EST rompieron su alianza este domingo, después de perder su lucha titular contra Shayna Baszler y Nia Jax. Ambas se enfrentarán en WrestleMania por el título de Smackdown y ya no tienen excusas para no hacer del combate uno de los más brutales de ese fin de semana.
Mientras Banks estuvo en la mesa de comentaristas, Bianca y Natalya –casi– no tuvieron interrupciones de su parte. Fue hasta que Belair salió del ring a tomar un respiro que la campeona comenzó a retarla. Sus comentarios se ganaron un golpe y una vez que su rival ganara el combate Sasha pudo atacarla, echándole más leña al fuego que será la pelea en WrestleMania.

Rey y Dominik Mysterio buscan los campeonatos en pareja

Los Mysterio tienen la mirada fija en los campeonatos en pareja. Dolph Ziggler y Robert Roode ya oficializaron quiénes serán sus oponentes en WrestleMania: Dominik y Rey obtuvieron lo que querían.
Esta noche solidificaron más la rivalidad y esa posibilidad en un combate entre Dolph y Rey. El campeón no está listo para poner en juego sus títulos y durante la lucha lo demostró. Con mucha agresividad batalló contra el patriarca de los Mysterio, mandándolo detrás de la barricada del ThunderDome tan pronto sonó la campana.
Con Robert Roode y Dominik en ringside era cuestión de tiempo antes de que cualquiera de los dos se involucrara. El primero en hacerlo fue el compañero de Ziggler, pero el hijo de Rey lo paró rápidamente.
A pesar de la interrupción, Los Mysterio lograron obtener su victoria.

Daniel Bryan quiere entrar a la lucha titular entre Edge y Roman Reigns en WrestleMania

Daniel Bryan buscaba su revancha tras la lucha polémica que tuvo contra Roman Reigns en Fastlane. Como no puede haber luchas titulares a dos semanas de WrestleMania, según Adam Pearce, el líder del Yes Movement exigió alternativas para poder tener su pelea.
La primera opción era tener la oportunidad titular justo después del primer combate entre Edge y Reigns. La segunda fue que Bryan se enfrentar al ganador al día siguiente, aprovechando que WrestleMania será en dos días. La tercera, que nadie mencionó, era que la pelea pactada se convirtiera en una de triple amenaza –lo cual podría facilitar la pérdida del cinturón a Roman.
El GM, como lo ha hecho últimamente, anunció su decisión hasta el final de Smackdown. Mientras se acercaba la hora, Edge y el campeón mostraron molestia tras la insistencia de Daniel Bryan por meterse a la lucha. Ellos, y nosotros, sabíamos que de alguna manera u otra lo veríamos obtener su lucha titular.
Era obvio que la pelea entre el Rated R Superstar y el campeón de la marca azul se convertiría en una de Triple Amenaza. Una vez que Pearce anunció esto, los tres luchadores –y Jey Uso– comenzaron atacarse, pero fue Edge quién logró dominarlos a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.