Las emociones estuvieron a flor de piel este viernes en Smackdown.
Edge tuvo su primera lucha en la marca azul después de diez años, retadores para las luchas titulares faltantes en WrestleMania aparecieron, se defendió un campeonato, y se hicieron los últimos para Fastlane.
Esto y más se vivió a dos días de la última parada de la ruta hacia WrestleMania.

Sasha Banks defiende su título contra Nia Jax

Que Sasha Banks haya aceptado tener una lucha titular contra Nia Jax sonaba a mala idea. La retadora tenia el apoyo de Shayna Baszler y Reginald asegurado, mientras que la campeona únicamente contaba con Bianca Belair.
A la ganadora del Royal Rumble le convenía que Nia Jax no obtuviera el título de Smackdown. Ella puede ser la EST del roster principal, pero la samoana siempre será superior. Es por esto que, aunque al principio se negó, salió a apoyar a Sasha.
En términos de storyline no convenía que hubiera cambio de campeona. El combate de WrestleMania está más que asegurado, y tanto Banks como Belair prometen dar una de las mejores luchas de la noche.
Teniendo esto en mente, era –casi– seguro que Sasha defendiera exitosamente su campeonato, aunque hubo momentos que parecía ser lo contrario. Si no hubiera sido por Shayna, que atacó sin querer a su compañera, seguramente tendríamos a Nia Jax como la nueva líder de Smackdown.

Rey y Dominik Mysterio se enfrentan a Street Profits y The Alpha Academy

Después de haber tenido un gran combate la semana pasada, los Mysterio y Street Profits ahora tuvieron que enfrentarse.
Las dos parejas buscan una oportunidad titular y esto lo saben los actuales campeones. De hecho, Robert Roode y Dolph Ziggler observaron la corta lucha desde la mesa de comentaristas, y luego fueron acompañados por Montez Ford y Angelo Dawkins una vez que perdieron.

Después de que Dominik ganara la pelea vía pinfall, The Alpha Academy salió a expresar –también– su interés en los títulos en pareja. Su presencia, obviamente, incitó a otro combate contra unos Mysterio cansados.
La segunda parte de su participación tuvo un final diferente a la que se vió con Street Profits. Chad Gable y Otis tuvieron la ventaja de que sus oponentes ya estaban cansados. Además, desde que el ex Heavy Machinery se volvió heel es imparable.

Sami Zayn tiene otra semana mala

Sami Zayn perdió las ganas de existir desde que dejó de ser el campeón Intercontinental. Lo único que le ha dado sentido a su vida es la grabación de su documental –el cuando np puedo esperar que salga.
Después de un intento fallido de recuperar su cinturón, esta semana intento vencer a King Corbin, pero volvió a fallar.
King Corbin obtuvo una victoria justa, mientras que Sami hizo de todo para tratar de ganar. Como buen heel, intentó recurrir a varias trampas, como quitarle la protección a las esquinas y apoyarse en las cuerdas para los pinfalls.
Era de esperarse que Zayn hiciera su clásico berrinche después de la derrota. Se quejó con el referee, los camarógrafos y con Kevin Owens –quien observó todo desde la mesa de comentaristas. Lo que no esperábamos fue que este recibiera un ataque por parte de Sami, tras no ponerse del lado de su amigo.

Shayna Baszler y Bianca Belair se “enfrentan”

Para redimirse después de patear por equivocación a Nia Jax, Shayna Baszler se enfrentó a Bianca Belair.
A diferencia del primer combate de la noche, Sasha Banks no estuvo en la esquina de su compañera. Y en cuanto a las campeonas, Jax también decidió abandonar a Shayna.
Otra cosa que también fue distinto, fue la intervención de Natalya y Tamina tan pronto como Nia salió de ringside. La presencia de las dos veteranas dejó claro que ellas buscan ser las siguientes retadoras por los títulos en pareja. Si nuestra predicción de Fastlane es correcta, podrían ser ellas las retadoras para WrestleMania.

Edge tiene su primera lucha en Smackdown después de una década

Ver a Edge de vuelta en el ring fue lo mejor de la noche. Desde Royal Rumble no lo habíamos visto tener una lucha, y han pasado diez años desde su última pelea en la marca azul. Además, el ganador del combate será el referee en la lucha titular entre Roman Reigns y Daniel Bryan este domingo.
Con todo esto en juego, el Rated R Superstar se enfrentó a Jey Uso en el combate más esperado de hoy. Por otro lado, el samoano también tenía la presión de ganar esta noche. Roman Reigns no ha dejado de presionar a su primo para ser el mejor. Además, el campeón podría ocupar la ayuda extra de tener a su aliado como la autoridad en el combate.
Por toda la nostalgia de que Edge está de regreso, las posibilidades de que ganara eran altas. Y así sucedió. Su primera lucha en Smackdown después de una década debía terminar en una victoria.
Después de vencer a Uso, Roman Reigns apareció para atacar al campeón de Royal Rumble y a dejarle claro a Daniel Bryan que él seguirá siendo campeón después de este domingo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.