Ya pasaron cinco días después de Royal Rumble y de que Bianca Belair y Edge se convirtieran en los campeones del evento que definirá WrestleMania. Ambos aún no han tomado la decisión de a quiénes de se enfrentaran el próximo 28 de marzo, pero todo apunta a que tanto Edge como Belair tienen en la mira a los campeones de SmackDown.
Bianca tuvo su primer encuentro con Sasha Banks. Durante este se vió un respeto mutuo, pero fueron interrumpidas por Carmella y Reginald -quienes siguen dolidos tras su derrota el domingo pasado. Por otro lado, Edge visitó Raw esta semana, pero el campeón de la marca roja parecía ocupado después de ser atacado por Sheamus. Esta noche parecía que el Rated R Superstar firmaría el pacto con Roman Reigns -y el campeón le insistió que lo escogiera a el- pero también fueron interrumpidos por Kevin Owens, quién atacó al campeón en venganza a lo que se desató en Royal Rumble.
Esto y más se vivió en SmackDown.

King Corbin sigue atacando a los Mysterio
Después de que Dominik eliminara a Corbin en Royal Rumble, era obvio que el rey iba a buscar venganza. Él no pudo esperar a que los Mysterio estuvieran en el ring para atacarlos, pero ni con esa ventaja puedo contener a Dominik durante el combate programado para iniciar la noche.
Además de haber sido eliminado por un miembro de la familia, durante este SmackDown los Mysterio adquirieron otra victoria contra King Corbin.
Quién salió lastimado fue Rey, y con mucho esfuerzo se acercó a ringside -rompiendo nuestros corazones- para apoyar a su hijo. Hubo un momento donde [yo] esperaba que saliera Murphy -quién supuestamente está en una relación a Aalyah Mysterio-, pero parece que ni con Seth Rollins de regreso continuarán con la incómoda y adictiva storyline entre la hija de Mysterio, el luchador australiano y cualquiera que busque meterse con Rey o Dominik.
En las últimas semanas el heel les llevaba ventaja, ya era hora de que Dominik tuviera -al menos- una lucha ganada. Obvio recibió ayuda de su papá y eso les aumentó otras semanas de peleas contra Corbin.

Cesaro y Daniel Bryan continuan su rivalidad
¿Quién pensaría que Cesaro haría que Daniel Bryan se rindiera? En una lucha entre los dos, en una noche normal, las posibilidades de que Cesaro ganara son pocas. Bryan es el favorito del universo de WWE y sus victorias no escasean.
Previo a Royal Rumble ambos tuvieron una pequeña rivalidad. La discusión era que los dos buscaban ganar la batalla real, cosa que no ocurrió. Ahora que cambiamos de página, no se esperaba que continuaran -o finalizaran- la historia. Si bien la storyline nunca fue relevante, por lo menos tuvimos un momento entretenido en Royal Rumble y un buen combate final.
Para los que esperaban ver más de Cesaro y Daniel Bryan, lamento decirles que se quedarán con las ganas. Una vez que el ex miembro de The Bar venciera al líder de Yes Movement, le estrechó la mano y dieron por terminada la rivalidad.
Al menos vimos sangre, llaves de rendición y el clásico Cesaro Swing en el capítulo final.

Bayley está enfurecida y es lo mejor
Desde su conversión al lado de los heels, Bayley nos ha regalado buenísimos promos, historias y luchas. Esta noche nos dió un lado de ella que sólo vimos cuando traicionó a Sasha Banks.
La ex campeona está enojada. Su peor enemiga -después de Banks- ganó la batalla real y ella se quedó sin su momento en WrestleMania y sin golpear a Micheal Cole. La desafortunada en enfrentarla en ese estado de ánimo fue Ruby Riott, y con ella como rival se pudo observar más el cambio en el estilo de lucha de BayBay.
Riott es conocida en el roster principal por ser de las más agresivas. Además de tener una imagen ruda, las pocas veces que podemos verla pelear se aprecia una vibra similar. Pero esta semana vimos todo lo contrario a lo que conocíamos de ella. Bayley arrasó con Ruby. Ni con la -pésima y molesta- ayuda de Billie Kay, ni con la compañía de Liv Morgan pudieron contener la agresividad de la ex campeona.
La Bayley que amaba dar abrazos y estaba llena de optimismo ahora es un recuerdo muy lejano.

La academia Alfa sigue sin conseguir victorias
Dolph Ziggler y Robert Roode, campeones en pareja de SmackDown, regresaron a SmackDown para un combate no titula contra Chad Gable y Otis. El desenlace de este no fue sorpresa ya que los miembros de la Academia Alfa jamás han dado una y esta semana no comenzarían a hacerlo.
Otis podría tener una carrera exitosa como los hicieron Big Show y Mark Henry. Tiene todo para lograrlo, menos el gimmick. Después de que lo unieron a Chad Gable sabíamos que eso sería contraproducente para él. Y la lucha no titular que ambos tuvieron contra los campeones ni siquiera le ayudará en un futuro.
Ziggler y Roode tienen retadores más interesantes. Cesaro y Nakamura, y The Street Profits son los equipos que veremos en el futuro cuando llegue el momento de poner los campeonatos en juego. Gable y Otis -si bien les va- tendrán uno que otro promo chistoso backstage.

AND STILL! Big E seguirá siendo el campeón Intercontinental
El campeonato Intercontinental regresó a ser relevante después de que Sami Zayn y Big E pusieran se volvieran sus portadores. Tener a otro luchador como el campeón podría ser contraproducente, después de ver a los últimos dos campeones ser buenos ofreciendo entretenimiento y grandes luchadores al momento de subirse al ring (Zayn es genial cuando se lo propone).
El combate titular de Triple Amenaza entre Big E, Sami y Apollo Crews sonaba a que podríamos tener nuevo campeón. Crews ya llevaba tiempo con la mira puesta en el cinturón Intercontinental y llegó a tener oportunidades de obtenerlo, pero era muy pronto para que E lo perdiera. Esta semana podía ser la oportunidad que Apollo buscaba, pero -afortunadamente- no fue así.
Su participación en la lucha fue extraordinaria, lanzó a Sami Zayn fuera de ringside y eso no es cosa fácil. Como luchador es buenísimo, pero no es tan carismático como el ex miembro de New Day y tampoco es desesperante como Zayn con sus protestas en ringside y grabaciones de documentales que jamás saldrán a la luz.
Aún no estamos listos para verlo como campeón, esperemos que su nueva alianza con Roman Reigns y Paul Heyman sea de ayuda. Por el momento él sigue siendo el menos indicado para tener un cinturón.

Un comentario en «SmackDown: los ganadores del Royal Rumble estuvieron presentes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.