Firmas de contratos, luchas titulares, conflictos entre parejas y nuevas alianzas se vivieron esta noche en Smackdown, a sólo 29 días de WrestleMania y a una semana de Fastlane.

THE STREET PROFITS Y LOS MYSTERIO UNEN FUERZAS PARA JUNTOS COMBATIR A DOLPH ZIGGLER Y ROBERT ROODE, Y A THE ALPHA ACADEMY

Durante las últimas semanas hemos visto a los equipos luchar por separado, creando rivalidades intensas que aún no terminan de explotar. Y, aunque siempre es entretenido ver este tipo de combates entre heels y faces, lo mejor de la pelea fue la dinámica entre los Mysterio y The Street Profits.
Ambas parejas, por separado, tienen un química esencial para cualquier equipo que busque competir por los títulos en pareja. Es muy común que al juntarse a otra dupla los dinamismos no se complementan, pero ese no fue el caso. Esto les ayudo a ganar el combate, aunque eso no quiere decir que no les haya costado.
Los luchadores de la esquina contraria fueron brutales desde antes de que comenzara el combate. Mientras sus rivales iban acercándose al ring, ellos salieron a atacarlos –ganando ventaja para el resto de la pelea. Y durante la lucha no pararon de romper pinfalls e interrumpir relevos. Estas acciones son clásicas de los campeones en pareja y en Chad Gable, pero quien nos sigue dando la grata sorpresa es Otis.

SETH ROLLINS SIGUE ARDIDO CON CESARO Y MURPHY SIGUE SOMETIDO

La esperanza de ver a Murphy evolucionar su personaje vuelve a morir. Lo habíamos visto tener un buen momento mientras peleaba con los Mysterio, pero una vez que regresó Seth Rollins lo vimos volver a las sombras de su Mesías.
Esta semana tuvo una lucha contra Cesaro y parecía ser un combate normal entre dos luchadores extraordinarios. La presencia de Rollins en ringside fue olvidada mientras Murphy y su rival peleaban como nunca, pero –obviamente– tuvo que entrometerse en el clímax del combate.
Seth está muy molesto con Cesaro después de que lo desairara en su fiesta de bienvenida. Así como ocurrió con los Mysterio, el no se detendrá hasta que le saque un ojo o algo parecido y esta noche casi lo logra. No solo detuvo la lucha, también buscaba aplicarle su famoso pisotón mientras su cabeza estaba atorada en una silla. Esto nos da una idea de a que será sometido Cesaro cuando la rivalidad llegue a un PPV.

Banks y Belair se enfrentan a Natalya y Tamina

Aunque me encante la idea de ver a Sasha Banks y Bianca Belair como equipo, preferiría que Natalya y Tamina fueran las retadoras por los campeonatos. Ellas lo merecen más que cualquier otra dupla en la división. Ambas vienen de linajes legendarios de lucha libre y no han tenido la misma proyección que las demás campeonas.
Si Nia Jax y Shayna Baszler retienen en Fastlane, deberían darles una oportunidad titular a Nattie y Tamina. Y es probable que las retadoras no tengan su victoria si Reginald aparece en ringside.
La lucha de relevos entre Banks y Belair contra la veteranas estuvo llena de interrupciones. Antes de entrometerse en el combate, el somelier no dejó de presumir su traje nuevo en la mesa de transmisión. Y cuando la campeona y Bianca estaban a punto de ganar, Reggie no dudó en meterse al ring para impedirlo.

Sami Zayn intenta recuperar el campeonato Intercontinental

Big E está de regreso y busca vengarse en Apollo Crews, pero tras no aparecerse se tuvo que conformar con defender su título contra Sami Zayn. Y, para la mala suerte del ex campeón, la lucha titular para recuperar su preciado cinturón Intercontinental fue contra un Big E molesto.
El ex miembro de New Day –casi siempre– está lleno de vibras positivas y alegría que llega a ser molesta. Muy pocas veces le hemos visto su lado contrario, el cual debo decir es mi favorito. Seamos honestos, los que vemos lucha libre es porque nos gusta la agresividad, y cuando Big E está de malas nos da mucho de eso.
Hay que aplaudirle a Sami su aguante en su combate titular de esta noche. El campeón no dejó de atacarlo y sacudirlo por todo el ring hasta vencerlo, y Zayn lo aguantó todo.
Se sabía que Apollo haría una aparición tarde o temprano. Y se le agradece que nos dió la oportunidad de ver a Big E pelear y ganar antes de salir a atacarlo. Ahora solo es cuestión de tiempo antes de que anuncien una lucha titular entre los dos para Fastlane o WrestleMania.

Roman Reigns y Daniel Bryan firman el contrato

Todas las firmas de contratos en WWE son caóticas y esta vez no fue la excepción. Además, Roman Reigns y Paul Heyman disfrutan de hacerle la vida imposible a sus retadores y a Adam Pearce.
No fue sorpresa cuando el campeón se rehusó a firmar el contrato tan pronto como se aparecieron en ringside, pero por suerte Daniel Bryan –son un buen promo– logró decir las cosas correctas para que Reigns pusiera su nombre en el documento.
El combate en Fastlane es muy importante ya que definirá a quién enfrentará Edge en WrestleMania. Y, para volverlo aún más emocionante, el ganador del Royal Rumble apareció para retar a Jey Uso en un combate para decidir quién de ellos será el referí invitado en la pelea titular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.