Cada vez falta menos para Royal Rumble y las marcas principales de WWE ya están afinando detalles para los combates titulares, sencillos y la batalla real que se realizarán el próximo 31 de enero.
La noticia principal de esta semana en Raw fue que el campeón de WWE –Drew McIntyre- dió positivo a Covid-19 y estará en cuarentena hasta nuevo aviso. Sin embargo, esto no le impidió al escocés para aceptar el reto que le propuso Goldberg de tener una lucha titular en Royal Rumble.
Esto y más pasó esta semana en Raw.

Lacey Evans sigue ligando con Ric Flair
Lacey Evans no solo busca ser campeona en pareja junto a Peyton Royce, también quiere ser la madrastra de Charlotte Flair -y todo el asunto es incómodo y extraño.
Ric Flair estuvo presente en Raw la semana pasada para la Noche de Leyendas y la Belleza Sureña aprovechó para coquetear con él antes, durante y después de la lucha que tuvo contra la hija del veterano. El hall of famer quedó tan encantado que decidió volver a entrometerse esta semana en la lucha de Charlotte y costarle la victoria.
Siempre es bueno tener al Nature Boy de regreso, y la interacción con Lacey Evans es perturbadora y entretenida al mismo tiempo. Ya sabíamos que ella era buena heel, pero su gimmick pasado no era sólido. Verla coquetear con Flair y hacer que intervenga contra su propia hija es algo clásico de la Attitude Era -la cual se extraña mucho.
Cabe destacar que sin Ric Flair la lucha de esta semana hubiera estado igual de entretenida. Cada que Charlotte está en el ring sabemos que tendremos un combate excelente.
*Para los que no vieron la Noche de Leyendas, pueden ponerse al corriente del chisme aquí*

Elias y Jeff Hardy vuelven a enfrentarse
Malas noticias para los que disfrutamos ver a Elias luchar: el genio de la guitarra se lastimó un pulgar mientras grababa música y tuvo que ser reemplazado por su valet -Jaxson Rycker- en su combate contra Jeff Hardy.
Buenas noticias para los que nos gusta ver a Elias pelear: Hardy lo retó a que se subiera al ring a enfrentarlo porque unas ampollas en su dedo no son justificación para luchar.
Grandísimas noticias para los que amamos la rivalidad entre Hardy y Elias: tuvimos un combate clásico y entretenido, lleno de lucha libre pura.
Muchos pensamos que habíamos visto el fin después de que el Enigma Carismático venciera a Elias en el combate de Sinfonía de Destrucción, pero este pequeño reencuentro podría servir para revivir la historia al menos por una semana más. En términos narrativos ya no hay mucho que contar, pero no sería la primera vez que WWE alarga una storyline al grado de lo absurdo y sinsentido.

Keith Lee rompe el ring
Tener a Miz y Morrison en un combate de relevos provoca terror después de la lucha tediosa que tuvieron contra New Day la semana pasada.
A diferencia de la Noche de Leyendas, esta vez el combate de relevos contra Sheamus y Keith Lee fue BUENÍSIMA. No solo fue dinámica entre los dos equipos, también hubo momentos en la lucha que ni ellos lo podían creer. Aunque la participación de todos fue excelente, quién se llevó la pelea fue Keith Lee y su hombro de acero.
Ya sabemos que Lee tiene una fuerza impactante. Con solo un empujón manda a volar a sus oponentes, y ese movimiento se ha vuelto en un clásico para estar atentos cada que lo vemos en el ring. Durante su lucha de relevos no mando a volar a nadie, pero uno de los postes del cuadrilátero sufrió daños después de que Keith se estrellara contra Morrison -quien descansaba en esa esquina. El impacto ocasionó que una de las cuerdas se reventara y nadie (ni los que estaban en el ring) lo pudiera creer.
Al final la lucha la ganaron Sheamus y Keith Lee, pero ellos no abandonaron el ring y tuvieron su propio combate individual por un relevo robado. La rivalidad entre ellos comenzó desde Survivor Series y dependiendo de la programación en Raw se contentan y luego vuelven a pelear. Esta vez la victoria fue de Lee.

Retribution regresa para enfrentarse a Xavier Woods
Después de que Ricochet se negara a unírseles, Retribution estuvo ausente durante la Noche de Leyendas, desperdiciando una buena oportunidad para crear polémica atacando a luchadores veteranos.
Esta semana regresaron y su víctima fue Xavier Woods, quien tendrá que estar solo por un tiempo mientras Kofi Kingston se recupera de una lesión en su mandíbula. T-Bar fue el designado para representarlos en el ring y luchar contra uno de los favoritos del Universo de WWE y por poco no ganan el combate.
Xavier Woods -como Kofi y Big E- podría tener una carrera exitosa como solista si alguna vez sale de New Day, y la prueba la mostró esta noche tras dominar a T-Bar sin dificultad. Su desventaja estuvo en que todo Retribution observaba todo desde ringside y era fácil saber que en algún punto de la lucha iban a interrumpirla.

Riddle pierde contra The Hurt Business
En la carrera clásica que vive un luchador antes de ganar un título siempre hay dos tipos de lucha: las no titulares -que siempre gana-, y las titulares que pierde. Riddle ya tuvo un combate contra Bobby Lashley en la cual obtuvo una victoria fenomenal, poco después fue anunciada la pelea titular para esta noche y el desenlace ya se sabia que sería una derrota. Lo único que no se esperaba fue que el campeón destrozara completamente al Original Bro.
Fue vergonzoso de mirar, sobre todo porque ya habían tenido combates buenísimos. Además de dominarlo completamente, la victoria se dio por rendición poco después de que comenzara el combate. Los asaltos hacia el retador continuaron tras el fin de la lucha; una vez que Lashley retuviera, Riddle retó a MVP y esa pelea parecía tener otro destino hasta que el campeón intervino y la lucha terminó por descalificación.

AJ Styles y Drew Gulak se enfrentan
Drew Gulak abandonó -momentáneamente- la persecución por el título 24/7 para darnos buenas luchas contra luchadores fenomenales.
Aunque perdió la pelea y su oportunidad de estar en Royal Rumble, tener combates serios contra luchadores como AJ Styles podría sacarlo del círculo vicioso que representa el campeonato 24/7. Casi todo el 2020 se la pasó persiguiendo a R-Truth por los corredores del Performance Center y ThunderDome por un título que no tiene credibilidad.

Shayna Baszler y Nia Jax contra Mandy Rose y Dana Brooke
Si algo bueno podemos sacar de la pandemia en WWE es que Mandy Rose y Dana Brooke por fin pueden demostrar lo bien que luchan después de estar varios años inactivas en backstage.
Aún no están lo suficientemente sólidas para conseguir victorias creíbles contra Nia Jax y Shayna Baszler, pero cada vez se van acercando más. No solo ya se pueden escapar de las llaves de rendición, también ya están haciendo movimiento más elaborados y han comenzado a cargar a sus contrincantes.
Esa evolución es linda de ver, después de que Mandy Rose tuviera una storyline terrible como novia de Otis y Dana Brooke intentara ser manager de varios luchadores. Ninguna de esas historias se desarrollaron bien como los hizo Zelina Vega en su momento, y cuando les llegaba la oportunidad de pelear tenían momento vergonzosos -como cuando Mandy no pudo armar una mesa en SummerSlam.

Triple H -y más- regresan contra Randy Orton
Después de que su lucha contra Drew McIntyre se cancelara, Randy Orton no tenía retador para esta noche. Cuando la noticia de que Triple H tendría una aparición en Raw se dió, fue más que obvio que él sería quien se enfrentaría a The Viper.
No pasaron más de dos minutos antes de que los dos llevaran el combate a ringside y comenzaran a sangrar -ni siquiera había un referee en el ring. Todo pintaba para que fuera una lucha clásica entre dos superestrellas que ya nos han entregado peleas clásicas, incluso Triple H sacó su famoso mazo, pero las luces y pantallas del ThunderDome se fueron y ya todos sabíamos que iba a ocurrir: Bray Wyatt o Alexa Bliss estaban de regreso. Quien se apareció en el ring fue Bliss, igual de poseída como cuando fue quemada viva por Orton, y lo único que hizo fue quemarle la cara a Randy.
En un movimiento clásico de WWE, se desperdició un combate que podría haber terminado en la memoria de todos para continuar quemando gente viva y sacándole los ojos a los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.