El último SmackDown del año nos regaló luchas de evento de principio a fin. A diferencia de las semanas anteriores los combates fueron pregrabados por ser 25 de diciembre, y si pudiste escapar de los spoilers previos a la transmisión aquí te dejamos que fue lo que pasó:

Roman Reigns y Kevin Owens vuelven a pelear por el título Universal

Es muy difícil que los campeonatos principales cambien de mano en Raw y SmackDown, sobre todo si el retador no se compara físicamente al campeón. Kevin Owens jamás podrá quitarle el cinturón a Roman Reigns, pero los combates entre ambos son entretenidos.

Muy al estilo del antiguo y finado evento New Year’s Revolution, se inauguró la noche con una lucha titular donde Roman Reigns volvió a defender el campeonato Universal contra Kevin Owens en una lucha dentro de la jaula de acero. De principio a fin el combate fue brutal y muchísimo mejor al que tuvimos en TLC y lo único que hizo olvidar que no era una lucha de PPV fueron los cortes comerciales.

Como la lucha se realizó dentro de una jaula de acero, las únicas maneras de ganar eran escapando de ella o por conteo de tres. Al comienzo no había señales de Jey Uso y cuando apareció lo hizo para esposar a Owens a la jaula e impedir que pudiera escapar y quedarse con el título.

La química entre KO y el campeón es increíble y desearía que durara unas semanas más antes de que aparezca otro interesado en el cinturón. Roman no ha tenido muchos rivales en este reinado, pero KO sin duda es de los mejores que tendrá.

Asuka y Charlotte Flair defienden sus cinturones en un combate de Triple Amenaza

Después de unos promos que dejaron mucho que desear, Charlotte Flair y Asuka -las nuevas campeonas en pareja- tuvieron una lucha de triple amenaza titular contra Sasha Banks y Bianca Belair, y Bayley y Carmella.

La participación de todas -menos la princesa de Staten Island- prometía un buen combate. Asuka y Bianca Belair ya son consideradas leyendas de NXT, la japonesa ha tenido una gran carrera en los rosters principales y la EST está viviendo buenos meses en SD. Por otro lado, Charlotte, Sasha y Bayley son consideradas 3 de las 4 jinetes que lideraron la revolución en la división femenina y a lo largo de los últimos años ellas han sido poseedoras de los títulos de Raw y SmackDown.

El combate era de eliminación y Carmella y Bayley fueron las primeras en salir de la lucha. Las campeonas en pareja salieron victorias después de unos minutos intensos contra Bianca Belair -quién se vio muy bien luchando contra Charlotte Flair- y Sasha Banks, a quién ya habíamos visto pelear contra las dos campeonas.

Daniel Bryan y Jey Uso vuelven a enfrentarse

WWE todavía no esta listo para soltar el pleito forzado entre Daniel Bryan y el Jey Uso. Ya se habían enfrentado antes, Bryan ya se vengó de Uso después de que el samoano lo atacara por órdenes de Roman Reigns. Mientras que las luchas entre ambos son buenas, no hay evolución en la narrativa de su historia.

Sabemos que Jey Uso va a perder; mientras su primo está consiguiendo victorias con su asistencia, él no tiene a nadie en su esquina para ayudarlo. Antes de su lucha contra DB su interferencia en el combate titular de Roman hizo que no perdiera el campeonato contra Kevin Owens, mientras que su lucha la perdió y se lastimó un tobillo.

Todo esto es preparación para que en algún momento Uso se rebele y los primos puedan tener una rivalidad más intensa, o puede que regrese Jimmy y el conflicto se de entre los gemelos. Cual sea la razón detrás de los combates semi deprimentes de Jey, ya se está volviendo cansado verlo someterse a Roman.

Big E es el nuevo campeón Intercontinental

Después de las tres luchas que precedieron al combate final -y la manera en la que abrieron el último SmackDown del año- se esperaba que la lucha final sería espectacular…pero no fue así.

En una lucha de leñadores, Sami Zayn tuvo que defender el campeonato Intercontinental contra Big E. Ambos son buenos peleando y ofrecen gran entretenimiento, ellos juntos en el ring son una bomba de diversión, pero no es suficiente para ser la lucha principal.

La derrota de Sami era obvia, no iba a poder hacer ningún escape mientras ringside estaba ocupado por otros luchadores -cuya función es impedir que los contendientes no salgan del cuadrilátero. Si Zayn fuera face, el desenlace del combate pudo ser diferente, pero desde que es heel ha dejado de pelear y se ha enfocado en huir. Big E puede ser físicamente enorme y fuerte, pero el ex campeón tiene técnica de luchador mexicano y podría derrotarlo fácilmente.

El ex miembro de New Day había estado mucho tiempo sin tener un campeonato individual y solo era cuestión de tiempo antes de que ganara uno. Su regalo de Navidad fue convertirse en el campeón Intercontinental.

Un comentario en «Último SmackDown del Año»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.